Las personas primero.

Las personas primero.

Antes que los bancos.
Antes que las grandes empresas.
Antes que las grandes obras.
Antes que los intereses del partido.
Antes que las campañas de imagen.

Antes que nada, las personas.

Parece lógico, pero para algunos no lo ha sido tanto. Hemos vivido 7 años de letargo en los que las personas no hemos contado para nada. En los que nadie nos escuchaba, en los que nadie nos hacía caso ni se preocupaba por nosotros. Y ahora nos piden no solo que les votemos, sino que posemos con ellos en su patético photocall.

Las personas están primero en nuestro programa.

Están primero porque habéis sido vosotros quienes lo habéis hecho. Nosotros hemos abierto las puertas, os hemos pedido participación y hemos respondido a vuestras peticiones, incluyéndolas en nuestro programa con soluciones concretas que Sí o Sí llevaremos a cabo.

Están primero porque las soluciones de Vicent Grimalt y su equipo responden a las necesidades de la gente.

Necesitamos antes poder acceder a becas y ayudas que promesas de teatros.
Necesitamos antes que se incentive a las empresas para que ofrezcan puestos de trabajo que costosas campañas de imagen.

Necesitamos antes que se limpien las calles y las playas, necesitamos antes que se  arreglen los desperfectos, necesitamos antes que atienda a las personas con riesgo de exclusión, necesitamos antes que se defienda la Sanidad Pública y que se exija a Marina Salut que cumpla con su contrato, necesitamos antes un Ayuntamiento en el que se atiendan tus dudas y quejas, necesitamos antes un Alcalde que esté accesible para algo más que para celebraciones...

Todo eso lo necesitamos antes que nada y todo eso tiene un beneficiario: las personas.

Tú que estás leyendo y yo que lo estoy escribiendo. Porque tropezamos en los mismos baches, pisamos las mismas cacas de perro, nos desesperamos en urgencias igual, nos asustamos igual ante las subidas del IBI y nos hierve la sangre igual cada vez que somos ninguneados por Ana Kringe.

Porque tenemos muchas más cosas en común de lo pudiera parecer. Por eso te invitamos a que leas nuestros Compromisos Sí o Sí y a que compruebes con tus propios ojos que eso de que las personas primero no es un slogan, es una forma de hacer Dénia.

Los comentarios están cerrados.